Seguidores

sábado, 17 de septiembre de 2011

La Lluvia

Miré la ventana, unas nubes grises amenazaban con atacar lanzando temibles gotas de lluvia, acumuladas durante todo el verano, y que ahora se acercaba su fin era el momento de salir de su escondite.
Recordé cuando era pequeña, todas las veces que llovía me sentía refugiada entre sus gotas aunque siquiera las rozara con los dedos. No me encontraba sola, la lluvia me observaba y cuidaba de mí. Parece la mayor tontería del mundo, pero cuando tienes seis años, te sientes sola y tus únicos acompañantes son tus visiones y tus juguetes buscas en cualquier sitio un poco de protección. También me daba muchas veces la sensación de que el mundo estaba triste cuando llovía, por lo que me alegraba pensar que al menos no era la única que se encontraba decepcionada y resentida con la vida. Sin embargo, cuando salía el arcoíris me enfadaba –me acuerdo de mis compañeras del colegio diciendo “¡Mirad, chicas! ¿No creéis que el arcoíris es precioso?” y yo siempre me reía por lo bajo, pensando que en realidad estaban mintiendo y compartían la misma opinión que yo–, porque, pensaba que al mundo ya se le había pasado la tristeza y yo, en cambio, continuaba igual. Aquel día, cuando vi que iba llover sentí algo de indiferencia por ella, pero rechacé completamente la idea de volver a presenciar el arcoíris, mi espíritu de niña saldría a la luz de nuevo y lo rechazaría pensando que el mundo ya está alegre.

¡Hola, hola! Como ya sabéis, las vacaciones ya acabaron y hemos tenido que volver a la rutina. Y, este año, como último de la ESO que es, me apetece ponerme las pilas, por lo que solo me conectaré los viernes por la tarde y en día ocasionales. He estado muy ocupada esta semana, por lo que no tuve tiempo de escribir algo nuevo. El relato "La Lluvia" pertenece a un fragmento de mi libro -como otros tantos que ya habéis leído-. Por eso estaré un poco ausente durante la semana y solo subiré relatos una vez por semana.
Y esto es todo, espero que lo entendáis :D
PD: El día 22 de Septiembre es mi cumple ^^

viernes, 9 de septiembre de 2011

El Secreto de los van der Woodsen

31 de julio de 1951

Ojeaba el periódico sin leer absolutamente nada. Simplemente pasaba las hojas por puro aburrimiento como si no hubiese nada más interesante que hacer. Sin embargo una de las noticias le incitó a dejar durante unos minutos la misma página antes sus ojos.
Por lo que parecía, uno de los van der Woodsen había fallecido unas horas atrás por causas naturales. ¿Qué haría ahora la pobre de su nieta? Era huérfana, así que lo más seguro es que ingresara en un orfanato. Le enfurecía ver que fuese noticia la muerte de la mujer del mayor pilar de los van der Woodsen, cuando había sido su marido quien había obtenido una gran fortuna gracias a su fábrica -y aún más que alguien que tenía aún menos que ver, como su nieta, apareciese en una fotografía de primer plano como si fuese la mismísima Marilyn Monroe-.
Lanzó el periódico, esperando a que se produjese el sordo ruido al impactar con la puerta hecha de madera barnizada, pero no fue así. Una joven entró en la habitación en ese momento, haciendo que las finas hojas del periódico chocaran con su falda de seda roja.

-¡Pero si es Mr. Tranquilidad enfadado!-preguntó mientras se sentaba encima del joven-. A ver, ¿qué te pasa?

Lo único que utilizó como respuesta fue un resoplido que podría haber conseguido derrumbar a la gran Torre de Pisa. Ella cogió el periódico había conseguido desbordar el vaso del joven lleno en paciencia. Pasó las hojas intentando llegar a la página que había obligado a lanzar la agrupación de éstas al vestido. Cuando llegó a tal página y leyó la noticia su rostro se iluminó.

-¿Sabes qué? Tengo la certeza de que la nieta de los van der Woodsen nos va a ser de gran ayuda. Yo que tú ya estaría haciendo las maletas para ir a Colorado.
-¿Llamo a los chicos?-preguntó mientras tomaba un trago de licor.

La joven le lanzó una mirada algo pícara consiguiendo intimidarle. Cuando realizaba esa mirada -acompañada como siempre de una carcajada que le permitía enseñar las muelas- quería decir "Está claro, necio".

-¡Por supuesto! Esto será una aventura en "familia".

PREMIOS ♥

¡Hola, hola! Bueno antes de subir nueva entrada me gustaría repartir los siguientes premios que me han otorgado personas maravillosas. ¡Muchas gracias!
----------------------------------------------------------------------------------------------------

Premios a un "BLOG AMIGO"


Enlace

Otorgado por Sondra Vive en la Luna (una gran persona con una gran historia) de: Crónicas de Una Tía Cualquiera

Reglas:


- Anunciar el premio en una entrada.
- Otorgar el blog a 10 blogs amigos
- Poner el link del blog que lo ha premiado.
- Avisar a los ganadores.
- Compartir una frase favorita y porque elegiste esa frase.

Los 10 blogs amigos son:

http://nati-unmundodeverdad.blogspot.com/
http://huyendo-dela-realidad.blogspot.com/
http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com/
http://somethingstriggeredmma.blogspot.com/
http://amoradosbandas-rebeca.blogspot.com/
http://sielmundodicenegro.blogspot.com/
http://mundo-no-perfecto.blogspot.com/
http://dondeseparaeltiempo.blogspot.com/

http://sjuntos.blogspot.com/
http://deathandnightmares.blogspot.com/

Frase favorita:
Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
EnlacePremio "Ángeles Que Te Llevan al Cielo"


Otorgado por Charlotte (escribe genial) de La Luz de mi Oscuridad
Otorgado por Escribir Sin Cesar (embelesan con su escritura) de Recuerdos
Otorgado por Nati (escribe de fábula y tiene un corazón que no le cabe en el pecho) de Un Mundo De Verdad

Reglas:

- Anunciar el premio en una entrada junto con la foto.
- Otorgar el premio a 10 blogs, sin importar si ya lo han recibido anteriormente.
- Poner en la entrada los blogs premiados y un enlace a estos.
- Avisar a los premiados.
- Responder a la pregunta: ¿sacrificarías el cielo por una persona importante para ti?

Y estos son los 10 ángeles que me llevan al cielo:

http://trocitosdemi2.blogspot.com/
http://dospolosopuestos.blogspot.com/
http://the-dark-light95.blogspot.com/
http://tinieblass.blogspot.com/
http://sofiaenwonderland.blogspot.com/
http://cronicasdeunatiacualquiera.blogspot.com/
http://amaneceresqueelolvidoquiererecordar.blogspot.com/
http://lululaila.blogspot.com/
http://librobichoraro.blogspot.com/
http://ghostofmemoriesgirl.blogspot.com/

Sacrificaría el cielo sin pensármelo dos veces por una persona importante.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Anorexia.

Sarah. Dieciocho años. Rubia. Ojos azules.

Estaba enfrente del water, observando cómo poco a poco el agua se llevaba el bizcocho de chocolate cargado en remordimiento. Ahora era más ligera, sus pies se elevaban como si fuese una pluma en busca de su ala. Ella buscaba su lugar, ser una princesa. Las princesas eran guapas y delgadas, y se casaban con un príncipe guapo y delgado. Se miró en el espejo ¿cómo podía ser una si estaba gorda y fea? Las cartucheras sobresalían de un modo amenazante en su cuerpo, haciéndola sentirse más insegura aún. Pero en realidad esa grasa acumulada es las marcas que producen sus caderas al estar tan delgada.
Parecía mentira que hubiese engordado 200 gramos por la tontería que acababa de hacer, se pasaba el día contando calorías para que luego un descuido le hiciese retroceder.
Muchas veces, deseaba destruir el distorsionador de imágenes perfectas -el espejo, para ser más clara- de un manotazo; sentir cómo su estructura sólida se rompe y desparecen todos los problemas.
Su círculo de amigos y familiares le decían constantemente que necesitaba ayuda; eso le hacía reír. Si ella no la pedía era claramente porque no precisaba de ella... bueno, sí, sí que necesitaba ayuda. Tenía que estar más delgada, porque ni siquiera la curva que marcaban sus costillas le mostraban cuándo debía parar. Su única amiga era la báscula, quien le reñía cuando se pasaba con la comida y le premiaba al perder peso.
Le parecía cómico que la chica más deseada -y manoseada- de su clase fuese una con unos muslos tan grandes que parecían toneles. ¿Por qué no se fijaban en ella, que rebosaba de salud con cuarenta tres kilos? ¿Preferían a una foca de cincuenta y dos?

Lo que gente como ella no saben es que detrás de la perfección buscada se encuentra la mayor imperfección de sus vidas.