Seguidores

domingo, 23 de octubre de 2016

Mi alma destruida en la métrica de tu ser

Foto: Fragile-Eyes-Fiction (Deviantart)

La catarsis del amor es como es, si no das con la estrofa correcta es más dramático que purificador. ¿Dónde se encierra ese compás de sentimientos compartidos que todos afirman rimar? Apareciste en mi vida como un trovador que busca su musa y me conquistaste con los versos alejandrinos que tan bien recitabas. Entonces, soñadora y confiada de ser la elegida, acepté el reto sin ninguna garantía de poder ganarlo. Sin embargo, surgió ella, una nueva forma de pseudopoesía que te cautivó por la claridad de sus palabras. Y yo, aquí me quedé, convertida en la creación de un autor que acabó por no ponerme nombre.
Ahora ya han pasado unos cuantos años y aquí estás otra vez. Ahora tus intenciones son sinceras. Ahora quieres escribir literatura en mi cuerpo. Ahora sabes ver más allá del océano de marea verde de mis ojos. Pero hora ya es tarde, porque mi alma está destruida en la métrica de tu ser.
Y aún me estoy recomponiendo de ello.

Hola, hace mucho tiempo que no escribo aquí y sinceramente lo echaba de menos. No obstante, el descanso me vino bien y me alegra poder compartir con vosotros mis nuevos relatos. ¡Gracias!